Cinco ideas para usar el almacenamiento en la nube para un entorno empresarial


Es probablemente de todos sabido que el Storage en Windows Azure es un servicio que permite almacenar cualquier tipo de binario, que tiene un PVP de 0,0887€  por GB almacenado al mes (y se hace el cálculo de uso con la media diaria de cuánto se ha almacenado). En ese precio damos un SLA de disponibilidad de acceso del 99,9%, y para asegurar que no perdemos datos almacenamos tres copias físicas del archivo en tres sitios distintos de un datacenter (a elegir entre Europa, América o Asia) y una cuarta copia en el otro datacenter de la misma región.

El precio que he mencionado arriba incluye todos los componentes del servicio: obviamente los discos, la operación del centro de datos (suelo, electricidad, operadores, etc), y habría que sumarle un coste adicional por uso (número de operaciones de E/S) y otro por el ancho de banda consumido de “bajada”, en ambos casos muy económico.

El servicio de almacenamiento así planteado tiene algunos aspectos que hay que manejar adecuadamente para que forme parte de la arquitectura de sistemas de una compañía mediana o grande. Es muy importante por supuesto gestionar bien la seguridad, y eso de momento nos obliga a trabajar en la capa de aplicación.

En este sentido, el trabajo de algunos partners nos aporta las aplicaciones que nos va a permitir integrar este almacenamiento en nuestros sistemas sin tener que desarrollar. Y en particular, hay claramente cinco opciones que están funcionando en producción a día de hoy, y que nos ayudan a resolver cinco escenarios concretos:

Backup de los PCs de los usuarios, especialmente portátiles

Realizado mediante la solución de un partner llamado EVault, propiedad de Seagate. Tienes la información aquí: http://www.evault.com/uk/products/endpoint-protection.html

Backup de los servidores

Realizado mediante la solución Simpana de la empresa CommVault. Muy utilizado para hacer backup de Exchange o Sharepoint a nivel mundial, y ahora con un sistema mucho más cómodo y económico que las cintas. Incluye encriptación, deduplicación, etc. La información aquí: http://partners.commvault.com/azure/

Almacenamiento de red

La compañía StorSimple tiene una solución que funciona como un appliance clásico de almacenamiento (y por tanto se puede configurar dentro de tus sistemas sin ninguna necesidad de un proyecto complejo), pero funciona en realidad como un puente hacia la nube. Usa el servicio de almacenamiento para guardar todos los archivos, y tiene capacidad para mantener en local sólo los archivos más utilizados o los que requieran un tiempo de acceso más corto. De esa manera, el histórico que rara vez se usa se queda en el servicio de almacenamiento de Azure por un coste muy bajo. En empresas con varias sedes, se puede instalar un appliance en cada sede y se encarga de mantener la sincronización de cada archivo en un único almacenamiento para todas las sedes. La información en http://www.storsimple.com/product-overview/

Almacenamiento para Sharepoint

Mediante colaboración con la compañía Stealth Software, la solución permite “desacoplar” el almacenamiento de Sharepoint de la base de datos, y trasladar el almacén de los archivos a Windows Azure. Esto sirve para mejorar la eficiencia de un sistema con un volumen muy grande de archivos, sirve para bajar los costes del almacenamiento, y sirve también para mejorar el rendimiento del sistema cuando tenemos una organización dispersa por varias oficinas o varios países. La documentación está en el site: http://www.stealth-soft.com/sharepoint/supported-storage-platforms/microsoft-windows-azure/

Servidor externo de ficheros para los usuarios

O dicho en los mismos términos en los que me lo piden: “un Dropbox o Skydrive corporativo”. Estas herramientas han calado hondo en los usuarios, que normalmente quieren tener almacenamiento en la nube para compartir archivos o para tenerlos en un sitio que les permita acceder desde cualquier dispositivo. Desde el punto de vista de la dirección de IT, sin embargo, no nos permiten realizar una gestión profesional y dar un servicio adecuado a los usuarios, que se encuentran solos ante el servicio.

Crear una solución sencilla que permita combinar lo mejor de los dos mundos: un entorno externo de almacenamiento que IT pueda manejar y en el que pueda ayudar a los usuarios no es muy complicado, y han aparecido un par de ofertas en mi entorno cercano: una creada por la propia Microsoft Consulting Services en un proyecto, y la otra por nuestro partner Kabel, que es de los que más rápido se ha puesto las pilas con la nube.


Skip to main content