“Pegatina based marketing”


O marketing basado en pegatinas, como el del jamón que nos ilustra hoy. La frase es el resultado de una conversación en broma sobre un tema muy serio, que posiblemente es uno de los que nos está trayendo a todo el sector por la senda del descrédito. La santa manía que tiene la gente de ir poniendole la pegatina con el palabro de moda a los productos que fabrica y vende, en muchos casos sin realmente dedicar ni un minuto en entender las cosas y hacerle el tema fácil a los clientes.

cloud computing jamónDe ahí probablemente las caras de estupefacción y profundo agradecimiento en la convención de clientes cuando los clientes le vieron a mi compadre Cristian Alonso una slide cuyo título decía “Escenarios para los que no sirve BPOS”. No se lo creían. Pero cuando lo creyeron lo agradecieron mucho.

Con esto de los servicios en red viene pasando toda la vida. Cuando en el año 2000 Ángel Mañas me pasó la responsabilidad sobre el mercado de los Application Service Providers, tardé menos de tres meses en encontrarme a alguien que me decía lo de “la gente empieza a pensar que esto huele a chamusquina”. Yo a lo mío, a finales del 2001 habíamos firmado varias decenas de contratos de licencias de Microsoft para Service Providers. Primero se llamaron ASA y luego SPLA. Ya entonces la gente decía lo de “no digas ASP nunca de ninguna manera, o perderás todo el crédito”. Más o menos por esa época vendimos una granja de servidores Exchange que daba correo chulo para pymes y que nos hizo la cuota dos años seguidos y nos puso en el mapa de los proyectos relevantes para la división de grandes cuentas entera.

Era un ASP como un templo, justo cuando ya no se podía decir esa palabra.

Con esto del cloud computing yo creo que va a acabar pasando un poco lo mismo. De hecho, a mi me parece que el concepto es más o menos la evolución de aquello. Definiciones hay muchas, muchas, como esta en ingles, esta en español, o esta, o esta, o esta. Incluso ASIMELEC tiene su propio grupo de trabajo, en donde tras muchas charlas, al final las referencias de clientes reales en producción mayoritariamente las pone Microsoft (que es quien las tiene).

¿Y cómo diferenciar el “auténtico cloud computing” del “pegatina based marketing”? Pues mi recomendación es que Vd. no le dedique mucho tiempo a las definiciones ni a las etiquetas. Piense Vd. en qué le ofrecemos cada uno, y elija lo que más le convenga y guste. Pero sí hay algunas cositas que yo preguntaría a los proveedores (tanto si va a contratar algo ya construído como si lo va a construir Vd., por lo de las nubes públicas y privadas):

  • Automatización: ¿Cuánto de automatizado está el tema? ¿De verdad el producto este que veo con la pegatina de la nube representa una ventaja sustancial en cuanto al nivel de automatización? ¿Y puedo crecer y decrecer de manera automatizada y sin intervención humana, también llamada “hacer un proyecto”? Y en nube privada, ¿de verdad puedo automatizar las altas y bajas, peticiones adicionales, etc, de mis usuarios? ¿En qué porcentaje de casos?
  • Elasticidad: ¿Cómo de elástico queda el servicio? ¿De verdad puedo contratar un recurso pequeño y luego muchos recursos grandes y luego otra vez volver al pequeño? ¿En cuánto tiempo? ¿En minutos? ¿En una hora? ¿En un mes y medio? ¿O me permite construir un servicio que haga esto dentro de los límites del hardware que ponga?
  • Modelo económico: ¿Hasta qué punto puedo pagar poco si consumo poco y pagar más cuando consumo más? ¿Tengo algún límite para esto? O en el modelo de nube privada ¿me permite construir un servicio en el que puedo entender cuánto le puedo cobrar a cada usuario, o empresa, o departamento, porque entiendo lo que consumen y puedo desagregar costes?

Ante las pegatinas, preguntas con intención. Pregunten esto a sus proveedores de cloud computing, por favor.

Y si me ven a mí, pregúntenme a mí. Ya se imaginarán que los productos de Microsoft para la nube (¡cloud power!) cumplen en estas preguntas. Risa

(Y espero que me perdonen la broma del “Jamón Cloud”)

Comments (1)
  1. Javier G. Recuenco says:

    Que gran verdad.

    Nosotros no pudimos en su momento vender proyectos CRM que eran CRMs como camiones, y nosotros mismos nos hemos tenido que reinventar Personalización porque cualquier pelafustán personaliza hoy en día.

    El problema con el PBM es que es muy cómodo para la gente reducir la complejidad de algo que les causa graves problemas existenciales asumir que no entienden en toda su extensión a un solo acrónimo. Luchamos contra los marketineros de pegolete y contra la propia diletancia del cliente.

Comments are closed.

Skip to main content