Aplicaciones óptimas en la nube (II):


El segundo tipo de aplicaciones que se consideran perfectas para la nube y para Windows Azure son las que denominan de “crecimiento rápido” que pueden ser tan rápidas como de pasar a tener decenas de miles de usuarios simultáneos en muy poco tiempo. Aún más, esto se produce cuando afrontamos un alto nivel de incertidumbre con respecto al nivel de crecimiento que vamos a tener que manejar.

imageEste tipo de aplicaciones tradicionalmente sólo se han podido gestionar mediante el sobredimensionamiento de los recursos asignados, lo cual nos trae un par de consecuencias indeseables: el riesgo político y económico del proyecto es mucho mayor (porque tenemos que comprometer recursos por adelantado sin estar seguros del resultado final) y, como consecuencia a su vez, la percepción de riesgo cercenaba las posibilidades de salir adelante de multitud de proyectos.

Con la elasticidad que nos proporciona Windows Azure (he visto con mis propios ojos cómo levantaba 300 máquinas virtuales en menos de una hora) y con la facilidad que proporciona a las aplicaciones para que aprovechen esa elasticidad, se convierte en una solución idónea para este tipo de problemática.

Entre las aplicaciones típicas de este caso, podemos encontrar cualquier servicio que esté dando servicios a usuarios en internet y que tenga el riesgo de ser utilizado por cientos de miles o millones de usuarios, o cualquier startup internet, etc. En general, cualquier aplicación de innovación entraría en este tipo de casos.

Skip to main content